JAIPUR, INDIA

 Como capital de Rajasthan en Jaipur hay decenas de lugares que merece la pena ver y un sinfín de cosas por hacer. Es cierto que al ser una de las ciudades más grandes y pobladas del norte de India en una primera vista puede resultar un poco agobiante y caótica, pero si se le da la oportunidad, se aprende a quererla.

Si nos concentramos en lo imprescindible, conoceremos aquellos lugares que nadie debería dejar de ver:

BAZARES…

Nada más atravesar las enormes puertas que dan acceso a la ciudad antigua, salen al paso los bazares que tanta fama han dado a Jaipur, divididos en gremios por calles y callejuelas.

La aventura comienza al entrar a la «Ciudad Rosa» por la puerta Chandpole. Ahí comienza una larga avenida cuyo primer tramo es conocido como Chandpole Bazaar, donde se encuentran tiendas de especias, legumbres y alimentación en general, aunque también se salpican comercios de todo tipo. Después sigue Tripolia Bazaar,  en el que la mayoría de los comercios venden muebles para el hogar. Al llegar a la rotonda Manak Chowk se puede hacer una primera incursión a la izquierda para ver la fachada del Hawa Mahal (Palacio de los Vientos), o bien girar a la derecha, entrando en Johari Bazaar, donde se concentran las joyerías.

EL PALACIO DE LA CIUDAD

Residencia de los gobernantes de Jaipur desde la primera mitad del siglo XVIII, este complejo de edificios y patios presenta una exquisita fusión de la arquitectura rajput y mogol. Lamentablemente, en su mayor parte solo es posible ver los espacios exteriores.

JANTAR MANTAR

El más grande de los cinco observatorios astronómicos mandados construir por Sawai Jai Singh II (los otros cuatro se encuentran en Delhi, Ujjain, Mathura y Varanasi) está compuesto por 16 enormes instrumentos de cálculo, algunos de los cuales todavía se emplean para predecir fenómenos como la fecha de llegada del Monzón.

La visita es muy interesante, especialmente si se cuenta con un buen guía que explique al detalle el funcionamiento de cada uno de los instrumentos.

EL PALACIO DE LOS VIENTOS

Icono de Jaipur, la fachada del Hawa Mahal no pasa desapercibida. Sobre lo que representa hay dos teorías: algunos dicen que tiene forma de cola de pavo real, mientras otros aseguran que es una corona. Tal vez ninguna de las dos sea cierta.

El Hawa Mahal fue un añadido al Palacio Real que en su momento estuvo destinado al harén. De ahí sus 953 ventanitas, las cuales permitían que las mujeres observasen el trasiego de la ciudad sin ser vistas. El viento que circulaba a través de ellas dio nombre al palacio.

FUERTE AMBER

El Fuerte Amber se encuentra a unos 10 kilómetros de Jaipur, por lo que se tiene que tomar un rickshaw para llegar hasta la base de la colina donde se encuentra. Una vez allí, puedes subir perfectamente a pie en un paseo de 10 minutos, aunque también puede ser en jeep o elefante.

Residencia de los Kachhwaha hasta que en 1727 trasladasen la capital a la actual Jaipur, Amber es uno de los fuertes más bonitos de Rajasthan.

Una de las zonas favoritas es la destinada al harén. No hay que dejar de subir al piso superior para tener una estupenda panorámica de los doce apartamentos destinados a las doce esposas principales.

¿Quieres viajar a India?

En  Navita Travel organizamos viajes a la medida a la India, Nepal, Sri Lanka, Vietnam, etcétera. Si buscas un viaje diseñado desde la experiencia y preparado con el corazón, ¡ponte en contacto con nosotros!