Los senadores Florida Rick Scott y Marco Rubio están liderando un esfuerzo en el Congreso para obligar a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) a eliminar una orden que ha impedido que los viajes en crucero desde puertos estadounidenses.

Los funcionarios republicanos se unieron al senador de Alaska, Dan Sullivan, para presentar ante el Senado de EE.UU. la “Ley de Reanudación Cuidadosa bajo Mejoras de Seguridad Mejoradas (CRUISE, siglas en inglés)”. La representante María Elvira Salazar, republicana por Miami, presentó un proyecto de ley complementario en la Cámara.

 

“Florida es un estado turístico con miles de empleos que dependen del éxito de nuestros puertos, líneas de cruceros e industrias marítimas”, dijo Scott en un comunicado de prensa. “Si bien muchos sectores de la economía han estado operando de manera segura durante meses bajo las pautas de los CDC, los floridanos y aquellos en todo el país que dependen de la industria de cruceros para trabajar, continúan esperando la guía actualizada de los CDC”.

 

Las principales líneas de cruceros que salen de puertos de EE. UU. están sujetas a la Orden para la Navegación Condicional de los CDC emitida en octubre pasado en lugar de una orden de no navegar que se promulgó en marzo de 2020. La guía describía los requisitos que las líneas de cruceros deberían seguir, incluida la construcción y pruebas de infraestructuras a bordo y en tierra y realizar viajes simulados antes de que cualquier línea pudiera volver a navegar con los clientes a bordo.