Un día como hoy, pero en 1793, uno de los museos más visitados en todo el mundo abría sus puertas, dicho museo está consagrado a las bellas artes, la arqueología y a las artes decorativas. Ubicado en Paria, el antiguo palacio real del Louvre toma su nombre de la palabra leovar o leower que significa lugar fortificado.

MONA LISA SUPERSTAR

Existe un curioso mapa en el que se han geolocalizado las fotos publicadas en el interior del Museo del Louvre: es la prueba de que la “Gioconda” es con diferencia el cuadro más popular. La concentración de etiquetas alrededor de la obra es asombrosa. Y es que el de la «Gioconda», más popularmente conocida como «La Mona Lisa», es probablemente el cuadro más famoso del mundo. Sorprendente estatus para una obra de pequeñas dimensiones (un óleo sobre tabla de álamo de 77 × 53 cm); pero es que la obra de Leonardo Da Vinci suma una multitud de curiosidades, anécdotas, misterios, referencias literarias, cinematográficas y algún que otro intento de robo que la han catapultado al estrellato del universo artístico.

ARTE PARA EL PUEBLO

La apertura como museo llegó tras la Revolución Francesa (1789), un 8 de noviembre de 1793. Se puede considerar todo un hito, pues por primera vez en toda la historia se nacionalizaron obras de colecciones privadas de la monarquía y aristocracia para ser gestionadas por una galería de propiedad pública. Además, el acceso a estas obras se hizo libre, sin límites por cultura o estatus social, como sí solía ocurrir en otros  no se limitaba al público culto ni se regulaba con visitas concertadas, como sí ocurrió posteriormente en otros museos importantes. Por ello, se considera el museo del Louvre como el precedente de los actuales museos nacionales. Pocos años después de su inauguración, el museo fue cerrando de forma intermitente hasta 1801. Al poco, Bonaparte, muy dado a la megalomanía, lo rebautizó como Museo Napoleón y lo llenó de obras de arte requisadas por sus ejércitos.

UN CASTILLO CONQUISTADO POR EL ARTE

La primera vez que alguien se acerca hasta el recinto del Museo del Louvre queda totalmente fascinado por la presencia rotunda del edificio. Lo que se ve fue originalmente el castillo del Louvre (siglo XII), luego reconvertido en Palacio Real. Así pues, mucho antes de convertirse en el museo que es actualmente, fue uno de los palacios más fastuosos de Europa, de la mano de Catalina de Médici (1519-1589). Carlos V de Francia (1364-1380) fue uno de los monarcas que más obras de arte acumuló en el palacio, muchas de las cuales fueron el origen de la primera colección de 500 obras que expuso el museo.

EL MÁS VISITADO DEL MUNDO

Es el museo de los más de 10 millones de visitantes. Eso le lleva alcanzar la primera posición (una vez más) entre los museos más visitados del mundo. Los turistas extranjeros son un 75 % del total, la mayoría de China y Estados Unidos, además de otros países del resto de la Unión Europea. Precisamente, el año 2018, los trabajadores cerraron el museo todo un día para denunciar la situación laboral con la que se enfrentan a tal cantidad de visitantes. Afortunadamente, a París no le faltan alternativas al Louvre. En el top 5, le siguen por número de visitantes: el Museo Nacional de China en Beijing, el Metropolitan de Nueva York, los Museos Vaticanos y el Museo Nacional del Aire y del Espacio en Washington.

100 DÍAS Y 30 SEGUNDOS

Si alguien quisiera recorrer una por una cada obra expuesta en el museo le llevaría unos 100 días seguidos. Eso sí, sería una visita fugaz a la que solo se le podría dedicar una media de 30 segundos a cada pieza… Por supuesto, esto es inconcebible; pero ayuda a imaginar la colosal extensión del Louvre. En exhibición permanente hay 35.000 obras, pero resulta que el fondo total del museo se acerca a las 500.000 piezas. Corre la anécdota de que el famoso escritor Julio Cortázar, lleno de determinación para ver todo lo que le museo ofrece, dedicó todas las tardes durante dos años consecutivos para lograr su ambicioso plan. Lo pudo cumplir gracias a un pase permanente que recibió de la ciudad.

Recuperado de: National geografic.10 curiosidades del Louvre (nationalgeographic.com.es)